Tönnies Ferdinand Julius:

Nace en Schlesuig Holtein, Frisia anexionada por Holanda, antes bajo el dominio de Alemania, en una casa de payés, hijo de un frisón , esto le da una sensibilidad por los temas comunitarios de las minorias étnicas. Consigue una formación muy amplia,  no siente una gran devoción por la actividad docente, en 1913 consigue una cátedra

Tönniesnnies

 

de economía política  aunque es bastante marginado  por su socialismo activo, populismo prudente y apoyo a los movimientos obreros, en estos momentos las universidades estaban bajo la influencia de la administración prusiana. Fundó con Simmel, Lombart y Weber la asociación alemana de sociología, era habitual del círculo de que Weber animaba en Heildelberg, donde se relacionaban los científicos sociales de la época y otros más jovenes como Ernst Bloch y georges Lukcas. Su trabajo no se reduce a la sociología, se interesa por Hob

bes (un trabajo suyo sobre Hobbes reanuda en Inglaterra un nuevo interés por Hobbes); Hobbes junto a Maquiavelo y Ibn Jaldun, son los teóricos más importantes, del conflicto social, anteriores a Marx y el primero que se interroga sobre las raíces de la cohesión social en una sociedad compleja.

Su interés por la teoría social, la filosofía y las ideas políticas, es pareja con su pasión por la investigación de campo, su aportación en este ámbito es considerable aunque padezca de ciertas limitaciones metodológicas, marca una pauta de lo que sería la busca empírica; Charles Beoth en Inglaterra y Fréderie le Play en Francia, tenían menos refinamiento teórico y analítico. Pionero pues del informe social que él incluía dentro del campo de la descripción obj

etiva y de la estadística. Para Tönnies la conducta plenamente humana que ya que no es un mero reflejo fisiológico ni la simple expresión de necesidades biológicas -es fruto de tendencias  de orientación  hacia los otras seres  de la misma especie que engloba dentro del concepto genérico de «Willw» voluntad. La voluntad tönnsionana es una fuerza ciega que pueda conducir a una visión vitalista o voluntarista  del hombre y su sociedad. Sino un fenómeno elemental que se refiere  a la forma de expresarse del ser humano. En este existen sentimientos, instintos y deseos, que mezclados con la facultad crítica o deliberativa, de una u otra manera, se expresan en la conducta.

Cuando la pasi

ón, el deseo y la fe dominan los componentes más racionales y especulativos de la consciencia, nos encontramos, con lo Tönnies denomina «voluntad natural o esencial» Wesenwille; mientras que lo que predomina es la deliberación, el cálculo, la manipulación y la evaluación crítica de las situaciones, lo que tenemos es una voluntad racional-instruental «kurwille».

Frente al opti

mismo tradicional del racionalismo (el hombre es un ser racional) o al pesimismo romántico (el hombre es esclavo de sus pasiones y estas no siempre son buenas), Tonnies concibe al hombre en términos de una polaridad y tensión permanentes entre dos tendencias enfrentadas. Los modos de estructuración social  que surgen, respectivamente de Wesewille y kürwille son Gemeinchaft y Geseññchaft; a pesar de que la relación entre Gemeinchaft y Gelaellchaft  es compleja pero no es incompresible. Las relaciones comunitarias, en su obra, están de imágenes efectivas , trivales y hasta nacionales o nacionalistas.

Las relaciones asociativas, en cambio, son instrumentales, racionales, estratégicas y tácticas como medio para conseguir ciertos

fines. Para Tön

nies sin Gemeinchaft no hay moral y sin gemeinchat no hay progreso.  La situación perfecta sería aquella en la que ambas se presentaran de forma armónica, aquello en la que el comunismo que

cala, empapa toda la  comunidad solidaria y altruista se combinara con el socialismo que se organiza institucionalmente de una manera civilizada y moderna. Este puede ser el mensaje principal de la obra de Tönnies. En la

medida que contiene una historia de la filosofía de la historia ya, que para él, paso complejo  y lento de un mundo trival y arcaico a uno moderno y asociativo, con sus comunidades erosionadas  por el conflicto interestatal y

de clases y por el avance del capitalismo  , no implica la desaparición irreversible y definitiva del mundo comunitario.

Tönnies recon

oce en su ensayo su deuda con Otto Von Gieerke, Sir Henrry Maine y Fuste de Coulanges, que hablan de la dimensión comunitaria en épocas arcaicas y clásicas antes que él. Su mérito fue el de exponer con claridad el alcance y significado de cada una de estas dimensiones, bastante parecidas sin tener el influjo de Tönnies, aunque empleando categorías analíticas y dentro de tradiciones intelectuales muy alejadas de la suya; Durkhein -solidarida mecánica solaridad orgánica- -Cooley Grupos  primarios grupos secundarios- que tuvieron mucha influencia en la sociología americana. Weber en su Economía y sociedad, cita a Comunidad y Asociación como una de las oras que tuvieron más peso en la concepción de sus formulaciones subtantivas. Tönnies penetró en la tradición sociológica americana a través de la Escuela de Chicago
.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s