Anthony Guiddens

(1938): Lector de sociólogía en la universidad de Cambridge, Rector de la London School of Economics -cosiderada la segunda universidad más prestigiosa del Reino Unido «yo, nido de conservadores y neoliberales»-. Trabaja sobre filosofía de la ciencia y problemas de teoría social. El nuevo laborismo hace uso de sus ideas que le sirvieron de plataforma para recuperar la centroizquierda; Blair dijo: es el hombre que piensa como yo.

Notas sobre -La Estrucctura de Clases en las Sociedades Avanzadas: el marxismo, especialmente cuando se transmuta en ideología oficial de estado, parece igualmente incapaz de enfrentarse con los acontecimientos del pasado reciente. Podemos distinguir cuatro respuestas principales, en el plano teórico, a estas circunstancias; cada una representa un esfuerzo para apartarse de la premisa implícitas en el funcionalismo estructural, pero cada una de ellas tiene también relación con el pensamiento marxista.

1- la primera busca sustituir o complementar el funcionalismo estructural con la teoría del conflicto -a la que Dahrendirf, llama teoría de la coerción- este enfoque se origina en 1950 y a recibido un consideraba impulso de la mano de Dahrendorf, Lockwood y Rex; estos autores consideran que los textos de Parsons proporcionan una explicación poco satisfactoria de los orígenes del Orden Social, porque no conceden importancia a los enfrentamientos de intereses producidos por las divisiones sectoriales dentro de la sociedad global: al Teoría del Consenso, de la integración o del valor necesita complementarse o entrelazarse con la Teoría del Conflito, tal como se puede deducir de algunos de los aspectos de la obra de Marx,

2 relacionado íntimamente, algunas veces, con la Teoría del Conflito, pero, en definitiva, es totalmente diferente de la misma -se trata de la opinión que resalta el enfrentamiento entre la sociología conservadora y la radical. El punto de partida, en este caso, es más ideológico que sociológico; dado que, como se afirma en la misma, la mayor parte de la sociología académico, y en particular la Teoría Funcional Estructural, está unida a un punto de vista ideológico conservador, sus perjuicios y debilidades pueden ponerse de manifiesto mediante una perspectiva sociológica imbuida de una posición radical. Este enfoque encuentra graves problemas epistemológicos, ya que no está nada claro cuál es la posición    de la sociología radical en relación con su objeto. El marxismo siempre ha encontrado dificultades epistemológicas al tratar se sustentar la pretensión de ser, al mismo tiempo, un cuerpo teórico verificado empíricamente y una guía moral para la acción política: de aquí su tendencia siempre presente a disolverse en un positivismo rígido o alternativamente en un relativismo ético tendencia que ha quedado vivamente demostrada en la disputa entre Kautsky y Bernstein. Pero las dificultades originadas por la concepción de una sociología conservadora versus una sociología radical, son incluso más agudas, dado que queda explicado que no existe, como en el marxismo, una interpretación supuestamente revalidad de una manera científica de realidad social, sino dos interpretaciones ideológicas en competencia.

3 el reconocimiento de los problemas anteriores es lo que ha precipitado una tercera reacción;  que encuentra la solución en una aplicación narcisista de la sociología del conocimiento, al igual que el intento de construir una sociología radical, representa un propuesta contra el supuesto, considerado por la mayor parte de los críticos como intrínsico del funcionamiento estructural, de que la teoría social y la investigación sociológica son neutrales en relación  con los fenómenos sociales que pretenden interpretar o explicar.

4 la desaparición relativamente súbita del funcionalismo estructural, ha estimulado el resurgimiento de un tosco voluntarismo, ligado a lo que yo denominaría un abandona del análisis institucional.  Las formas  principales de la teoría social, se afirma,  han considerado al hombre como homo sociologicus, criatura más que como creador de la sociedad, como receptor pasivo  de influencias sociales que ha dado sentido a lo que de otra forma sería un universo sin rasgos. Si la acusación está, en cierto modo justificada, las inferencias que se extraen de ella -que los aspectos más vitales  de la existencia social son los relacionados con la trivialidad de la vida cotidiana-, por medio de las cuales el individuo da forma  a su experiencia fenomenológica de la realidad social, racionalizan fácilmente un abandono de las cuestiones  fundamentales que entraña el estudio de las formas sociales macroestructurales y de los procesos sociales. Si esto es cierto, simplemente abandonamos los problemas que han constituido siempre los principales estímulos de la imaginación sociológica, (berger y Luckman sostienen la posición contraria en La Construcción Social de la Realidad ).

Pag 48, La alienación debe ser entendida no como un perdida de gracia, sino como algo referente a la separación del hombre de sus propias facultades y capacidades originadas socialmente. Enajenamiento del hombre por el hombre, Pag 22 si Daniel Bell es el más persuasivo propagandista del capitalismo avanzado, Herbert Marcuse es el autor de su bomba publicitaria de más éxito, L Teoría Tecnocrática y la idea de lo Rooszak llama Contracultura son dos aspectos de las modernas tesis de Crepúsculo de las Ideologías. Pag 159, Industrialismo: Transferencia de fuentes de energía inanimada a la producción, por mediación de la organización de la fábrica; industrialización: conjunto de proceso , gracias al cual el industrialismo viene a desempeñar un cometido fundamental en la vida económica de cualquier sociedad dada; Sociedad Industrial: orden social en el que el industrialismo predomina en la producción de bienes para el mercado dentro de la economía. Capitalismo: 1- La producción se orienta primordialmente a la realización, o a la búsqueda de la , de un beneficio  que revierte al capital privado; 2- Este proceso se organiza en forma de un mercado en el que las mercancías, incluyendo el propio trabajo, se compra y se vende con arreglo a los patrones monetario. Fuentes del materialismo histórico: La filosofía clásica alemana, el pensamiento socialista francés y la economía política alemana.

Pag 13, La Teoría del Conflicto, en mi opinión, representa la ora cara de la moneda del funcionalismo estructural y, se caracteriza por presenta la mayoría de sus mismas limitaciones,  El País 25-02-03, artículo sobre la conferencia de Guiddens en la Escuela Esade: propone una cuarta vía ante los problemas actuales de la socialdemocracia europea -curioso, incluye a Bill Clinton como socialdemócrata adipto a la tercera vía- -. Para que vuelva la centroizquierda al poder, propone una cuarta vía a desarrollar en tres frentes: la batalla de las ideas -centrarse en una reforma del Estado que permita establecer el marco para una sociedad decente que combinando la defensa de un cierto sector público con una economía de mercado competitiva; el mercado y el estado deben ser controlados  por una sociedad civil razonable y, para ello  hay que renovar el marco social.Giddens

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s